Septiembre… ¡de vuelta a la rutina! Consejos para que nuestros hijos se preparen para la vuelta al cole

Septiembre… ¡de vuelta a la rutina!

Consejos para que nuestros hijos se preparen para la vuelta al cole

Por Isabel María García Munuera | Psicóloga General Sanitaria PROMENTE | psicólogos

Diversos psicólogos sugieren que necesitamos un periodo de adaptación a la vuelta de nuestras vacaciones, y pese que los niños se adaptan muy rápido a nuevas rutinas, es aconsejable al menos que la semana de antes de volver al colegio puedan ir retomando, entre otras cosas, los horarios de sueño y vigilia, que nos acompañaran durante el próximo curso. En verano, los horarios se alteran, dejamos que los niños se retrasan los horarios de irse a la cama y de levantarse, los niños tienen menos responsabilidades, etc.

Otra cosa con la que debemos tener cuidado es con trasmitir a nuestros hijos mensajes negativos sobre la vuelta a la rutina; cuidado con los mensajes como “Uff… se nos acabó lo bueno”, esto hace que nuestros hijos valoren la vuelta al cole de una forma negativa. Es fundamental que tengan una asociación positiva de la vuelta al colegio, esto es, trasmitir que, aunque las vacaciones son muy divertidas, la vuelta a la rutina también tiene multitud de cosas positivas como por ejemplo reencontrarse con sus compañeros de clase.

El inicio del curso académico es importante para nuestros pequeños, ya que se vuelven a asumir responsabilidades que implican cambios en los horarios y actividades que desarrollan durante el año.

La psicóloga Laura Palomares nombraba algunas claves a tener en cuenta durante la semana anterior de la vuelta al colegio para que los niños se adapten poco a poco a la vuelta a la rutina:

  1. Adaptación paulatina a los horarios de sueño y comidas: Comenzar antes de la vuelta al colegio con los horarios de sueño habituales mejoraran el estado de ánimo y mejoraran la concentración de los niños. Esto se debe realizar poco a poco, esto es, durante esa semana ir acostándose un poco antes cada día hasta llegar a la hora establecida en el horario habitual, así conseguiremos que unos días antes de empezar el colegio (2-3 días) ya estén acostumbrados a ese horario de sueño. Ir reduciendo 15 minutos cada día puede ser una buena medida para que no sea un cambio brusco.

  2. Adaptación a los horarios de comida: Al igual que con el horario de sueño-vigilia, también debemos regular los horarios de ingesta. En el verano se suelen retrasar los horarios de comida y cena, por lo que esa semana de antes es aconsejable ir ajustando, de forma progresiva, los horarios de comida que seguiremos durante el curso lectivo, así como adaptar el tiempo del que disponemos para comer, esto es, si durante las vacaciones empleamos 30-40 minutos en desayunar pero cuando hay clases no suele ser así, debemos ir reduciendo el tiempo que tarda en desayunar para adaptarlo al tiempo que tarda en desayunar durante el curso escolar.

  3. Identificar aquellos aspectos positivos que acompañen a la vuelta al cole: Como hemos comentado al principio de este artículo, tenemos que focalizarnos también en los aspectos positivos del día a día y tener cuidado con trasmitir a los niños que sólo se está bien durante vacaciones. Es aconsejable buscar cosas positivas de la vuelta al colegio, esto les motivará.

  4. Planificar y preparar la vuelta al cole: Los días previos es recomendable ir a comprar el material juntos, que hablemos sobre las materias y los profesores o tutores que tendrán, de los compañeros de clase, etc. También es recomendable planificar proyectos de ocio, salidas de fin de semana durante el curso, que les ayudará a afrontar la vuelta y ver que seguirán existiendo momentos de desconexión y descanso durante el periodo escolar.

Desde Promente Psicólogos os deseamos un feliz inicio de curso, y esperamos que estas pautas os sean de utilidad para mejorar la adaptación de los más pequeños de la casa al nuevo curso escolar.

Isabel María García Munuera

Psicóloga General Sanitaria| Promente psicólogos

crecemos educación infantil
csif-logo transparente